El ser humano ha soñado durante años con desplazarse por el aire de la misma forma que lo hace por tierra; es decir, con un vehículo volador propio que le permitiese realizar sus tareas de la vida diaria evitando los atascos de la carretera en el menor tiempo posible. Hasta ahora, este sueño se había quedado en eso, en una mera fantasía que, sin embargo, Audi, Airbus e Italdesign han decidido convertir en realidad.

Las tres compañías han unido sus fuerzas y han presentado en el Salón de Ginebra el Pop.up Next, un prototipo de drone que se acopla a un vehículo terrestre con el objetivo de evitar problemas de tráfico viajando por el aire.

Este espectacular biplaza tiene una una pantalla de 49 pulgadas pensada para la interacción entre la máquina y el ser humano, con el objetivo de que éste la controle a través de reconocimientos faciales y de voz, seguimiento ocular y funciones táctiles.

El proyecto ofrece la posibilidad de viajar tanto por tierra como por aire, gracias a sus módulos independientes, eléctricos y propulsados. A todo ello hay que sumar, además, una novedosa inteligencia artificial que determinará cuál es la ruta más rápida para llegar al destino elegido.

El Pop.up Next es una revisión del concepto presentado anteriormente por Airbus, pero con un diseño interior mejorado y un conjunto mucho más ligero.

El miembro de la Junta de Adquisiciones de Audi y presidente de Italdesign, Bernd Martens, ha asegurado que el vehículo “es una visión ambiciosa que podría cambiar la vida de las ciudades en el futuro”.

A corto plazo, el principal reto que tiene el proyecto es contar regulación correspondiente para que el Pop.up Next pueda empezar a operar en las ciudades.

A continuación, puedes ver su funcionamiento en un vídeo hecho por Italdesign: